Ignasi Contreras, socio de Morison ACPM, escribe en El Periódico sobre el veto al Hermitage y el modelo económico del Ayuntamiento de Ada Colau.

Desde la llegada de Ada Colau a la alcaldía de Barcelona, hace seis años, hemos contemplado cómo la ciudad ha sido sometida a una profunda transformación económica. No se trata de una actuación que responda a una planificación estructurada y que haya tenido una vocación de reconversión de los sectores poco competitivos….

Lee el artículo completo